La expansión y el crecimiento de los centros urbanos desde la década de los 60 han definido la forma en la que las personas alrededor del mundo se organizan y conviven con su entorno. Actualmente, el 55% de la población mundial reside en centros urbanos, y se estima que para el año 2050 este porcentaje aumente a 68%, incrementando así no solo la dimensión de las ciudades, sino también la complejidad de los procesos de manejo y administración de recursos.

También te puede interesar:
¿Nos estamos idIoTizando?

El gran volumen de recursos que una ciudad promedio consume conlleva a generar enormes cantidades de residuos que contaminan el medio ambiente, afectando negativamente a nuestro planeta y todas las personas que viven en él. Por suerte, el avance tecnológico en los últimos años ha facilitado desarrollo de  soluciones como el IoT que permiten enfrentarse a todos estos problemas ambientales de manera más eficiente. La tecnología del IoT está enfocada en construir ciudades que mejoren la calidad de vida de las personas mediante procesos automatizados y sensores inteligentes como el Smart Environment que controlan y optimizan parámetros vitales para el correcto funcionamiento de un centro urbano.

¿Cómo han mejorado las ciudades tras la implementación de una solución Smart Environment?

Existen ya varios municipios y empresas que han implementado la solución Smart Environment, enfocándose en mejorar los servicios que están a la disposición de los ciudadanos y por ende, su calidad de vida. La tecnología del IoT con la que funcionan los sensores inteligentes permiten almacenar todo tipo de data en la Nube, que luego puede usarse para implementar procesos urbanos que sean sostenibles con el medio ambiente. Su eficacia se ve reflejada en el 28,6% de market share que tienen las ciudades inteligentes en el mercado global del IoT, superando a industrias como la automotriz, el sector salud y las casas inteligentes.

¿Cuáles son los beneficios que te ofrece el IoT Smart Environment?

Con la información proveída por los sensores IoT Smart Environment será capaz de tomar mejores decisiones estratégicas a largo plazo que acelerarán la innovación e impactarán positivamente en ciudadanos, consumidores, empresa y gobiernos. Algunos beneficios importantes de la solución IoT Smart Environment son:

  • Capacidad para transmitir datos de bajo consumo.
  • Alta cobertura y análisis de comunicación.
  • Análisis detallado de data ambiental.
  • Integración con más de 20 sensores de parámetros ambientales.
  • Conexión con la Nube y extracción de información en tiempo real.
  • Reducción general de la huella de carbono.
  • Provee una mejor infraestructura y reduce costos.

 

¿Conoces las aplicaciones de los sensores IoT Smart Environment?

Los sensores IoT Smart Environment son capaces de implementarse de diversas maneras, siempre teniendo como prioridad la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Algunas de sus principales aplicaciones son:

  • Optimización de la calidad del aire y los niveles de contaminación.
  • Control de las emisiones de CO2 y gases tóxicos.
  • Monitoreo de gases combustibles y prevención de incendios.
  • Medición de los niveles de presión, humedad y temperatura en industrias.
  • Gestión de eco-edificios sostenibles.

Frente al incremento de problemas ambientales y la extensión de los centros urbanos alrededor del mundo, es importante tomar en cuenta la eficacia que tienen soluciones como el IoT Smart Environment, para crear entornos limpios y óptimos. Solo con la tecnología del IoT usada en estos sensores, las ciudades serán capaces de planificar, controlar, monitorizar y certificar la actividad de servicios que ayudarán a mejorar la calidad de vida de todas las personas.

Conoce más sobre los beneficios de los sensores IoT Smart Environment y cómo ayudan a construir ciudades inteligentes, entrando aquí.